Estoy seguro de que como propietario de un sitio web te haces esa pregunta. Si conoces la respuesta, enhorabuena. Si no la conoces, seguramente te estarás preguntando ¿realmente vale la pena tener una web?.

La página web debe ser el centro de toda nuestra estrategia de marketing. Tenemos que posicionar nuestros contenidos y/o productos, promocionarlos en la redes sociales y, en todo momento, tenemos qe ser conscientes de la repercusión que tienen.

Hay muchas herramientas gratuitas y de pago que nos permiten monitorizar la web y nos facilitan infinidad de datos que nos pueden ayudar a tomar decisiones en nuestras estrategias. Normalmente el servidor donde tenemos alojada la web nos ofrece información sobre los visitantes, páginas visitadas, tiempo medio, horas de acceso… Además, Google nos ofrece muchos datos, a través de distintas herramientas,  que nos ayudarán a mejorar el tráfico hacia nuestro sitio. Por último, las distintas redes sociales pueden completar nuestra información con datos de segmentación.

Lo importante no es cuántas visitas tiene tu web, sino quién viene a tu web, por qué, cuántas veces, cuánto rato se queda, cómo te ha encontrado, etc. Contestar a estas preguntas te ayudará a tomar decisiones y a gestionar la web para que aporte valor a tu negocio. ¿Tienes una web o piensas hacer una?