En la mayoría de las ocasiones, la cámara que tenemos más a mano es la de nuestro movil. Hay teléfonos que tienen cámaras estupendas con funcionalidades increibles pero, en cualquier caso, tengamos la cámara que tengamos, hemos de intentar sacarle el mayor partido.

Antes de ponerte a grabar invierte unos minutos en concocer tu cámara. Descubre los formatos de vídeo disponibles e intenta trabajar siempre en el que te ofrezca mayor calidad. Además, revisa los ajustes de sonido y la configuración de las interrupciones mientras estás grabando.

Es muy importante tener claro cuál es el motivo de la toma para encuadrarlo de formra correcta. Una opción para ello es seguir la regla de los dos tercios. El motivo tiene que estar bien iluminado, sobre todo si grabamos con cámaras con sensores pequeños.

A la hora de grabar  el vídeo no realices movimientos bruscos y ayúdate de algún apoyo siempre que puedas. Realiza la grabación en horizontal, a no ser que tengas muy claro que sólo se va a visionar en el móvil .

La edición de vídeo te permitirá mejorar muchos aspectos de la toma, al tiempo que realizar una composición audiovisual montando distintas tomas y añadiéndole elementos como sonido, efectos, logos, rótulos…