A día de hoy, hay dos elementos que pueden penalizar el posicionamiento de una web. Uno es que el sitio no utilice un protocolo seguro y el otro que no esté adaptada para dispisitivos móviles.

El algoritmo que utiliza Google para posicionar los resultados de búsqueda es más o menos como la fórmula de la Coca-cola, todo el mundo sabe los ingredientes pero nadie lo conoce.

Google ofrece pistas sobre las claves de un buen posicionamiento por  lo que la web está plagada de información al respecto. Además encontramos infinidad de programas que analizan del SEO de páginas  web  señalando cómo se pueden corregir los errores.

¿Cómo se si mi web utiliza un protocolo seguro?  Si en el navegador se ve un candado verde y https en lugar de http es que esta utilizando un certificado de seguridad.

¿Cómo se si mi web está adaptada para dispositibos móviles? La mejor manera es visitando el sitio con un móvil o tablet y comprobar que todos los elementos se adaptan a los dispositivos:cambia el tamaño de las imágenes, la distribución de los elementos, el menú…